sábado, 3 de diciembre de 2016

DONALD TRUMP ES UN GOLDMAN SACHS Y UN SIERVO DE LA ÉLITE, BUENO, SEGÚN CIERTOS CONSPIRACIONISTAS


Pues resulta que finalmente Trump confirma el nombramiento del ex Goldman Sachs, Steven Mnuchin, como secretario del tesoro; pero en la misma oportunidad se hace el anuncio de que un ex empleado de los Rothschild, Wilbur Ross, será el secretario de comercio.

Esto ha resultado en un hervidero conspiracionista, pues no han tardado en salir infinidad de "analistas" a decir que se confirma la lealtad de Trump a las élites que dice combatir.



En realidad toda esa gente es insulsa, simplista, gente ordinaria que hace razonamientos ordinarios, que no van mas allá de lo superficial; solo ven lo evidente, lo que esta en la superficie, pero no se ponen a analizar las cosas desde sus mismas causas, y siendo así, terminan lanzando juicios sin tener un fundamento firme para sostenerlos. Son gente que todo lo ven en negro o blanco, pero no ven los matices; juzgan a una persona por una sola acción suya, pero no ven todo el conjunto.

Desde el mismo momento en que Donald Trump anunció su candidatura aseguré que el sería el nuevo presidente de los EEUU, pero no fue algo que haya aseverado solo por intuición o por que simpatice con él, no, si lo aseguré fue por que tenia mis razones para hacerlo, y ahora esas mismas razones son las que usan todos para decir que Trump es un fraude cuando desde hace tiempo se conocían y nadie entonces habló de ello, pero ahora que es el nuevo presidente electo todos usan esas mismas razones que lo llevaron a la presidencia para atacarlo, principalmente esa gente insulsa que solo habla al tanteo.

Me explico:

Todo mundo sabe perfectamente que Donald Trump es hijo de un importante empresario de la construcción y que él continuo con el oficio del padre, diversificándolo a otras áreas, como los casinos. Y de todo mundo fue conocido que Trump incurrió en practicas "cuestionables" para salvar de la banca rota a su imperio de los casinos, gracias a declararse en quiebra y con ello acceder a beneficios fiscales para poder mantenerlos operando, pudiendo con ello salvarlos afianzándose en el ramo como un importante actor. Ese fue uno de los principales recursos que utilizó Clinton para atacarle, asegurando que había incurrido en practicas "deshonestas", pero legales, para salvarse de la ruina.

Y curiosamente alguien que fue clave para lograrlo fue precisamente su amigo Wilbur Ross, hoy nombrado secretario de comercio de los EEUU. Así que nominarlo para ese puesto no debería de extrañar a nadie. Pero sin embargo, hoy esos medios "conspiracionistas" se desgarran las vestiduras y gritan que Trump es un siervo de Goldman Sachs y los Rothschild.

Ross ayudó a finales de la década de 1980 al magnate inmobiliario a gestionar sus casinos, que por entonces atravesaban un difícil momento; proviene igualmente del mundo de la banca, en concreto de los fondos de inversión, y se ha especializado desde entonces en rescatar a empresas en crisis.

Tanto Mnuchin como Wilbur Ross apoyaron incondicionalmente a Trump desde el primer momento en que se lanzó a la carrera por la presidencia de los EEUU, así que integrarlos en su gabinete de gobierno no debería de extrañar a nadie, y en todo caso; ¿por qué hasta ahora lo gritan si desde el principio se sabía?, ¿por qué sí sabían esto no lo denunciaron en su momento?, ¿por qué sí eran conscientes de ello no dieron la voz de alarma entonces?, es más, no dieron un peso por Trump y todos aseguraron que Hillary Clinton era la elegida por el stablistment y que Trump no tenia un sólo chance contra ella. Pero ahora que resultó electo Trump cambian radicalmente su discurso y ahora resulta que en realidad era Trunp el elegido. Son gente oportunista, que se adaptan al momento como los camaleones, pero que no hacen un análisis razonado de la situación, y lo malo es que con ello desinforman a la gente que los lee y no crean un espíritu critico en ellos. Como dije, esas cosas eran del dominio público pero ellos no las consideraron importantes entonces, errando con ello todo su análisis posterior

También era del dominio público el proselitismo a favor de su candidatura que hacia Trump en la comunidad judía estadounidense y en el mismo Israel. Se sabía que él había ido a la AIPAC a pedir su apoyo para convertirse en presidente, y se conocía que se lo habían concedido, pero nadie tomó eso en cuenta.

Pero algo que muy pocos conocían es que el mismo Trump es judío, un judío converso pero a fin de cuentas judío, como lo es también su hija y su yerno (su yerno es judío de origen); yerno que suena muy fuerte para ocupar algún puesto importante en el gobierno.

Estos hechos son los que me llevaron a asegurar que Donald Trump resultaría presidente de los EEUU; pero entonces nadie lo creía, todos veían como un bufón a Trump; un bufón puesto ahí por las élites para servir de trampolín a la Hillary clinton, pues sería un contraste muy fuerte la personalidad sobria y serena de Hillary con la personalidad arrebatada y vulgar de Donald Trump, cosa que convencería supuestamente a los votantes para decidirse por Clinton, pero resultó en lo opuesto.

Pero de lo que estaba seguro, es que teniendo el apoyo del lobby sionista estadounidense Trump tendría casi asegurado el triunfo; ademas de que su mismo judaísmo era una argumento muy solido para conseguirlo. Y eso resultó evidente desde el primer momento que se supo de su triunfo, pues rápidamente el presidente israelí, Benjamín Netanyahu, se congratuló de ello y calificó a Trump como un "verdadero amigo de Israel".

Pero volviendo al tema del gabinete que está conformando Trump; el que elija a esos hombres para componerlo no debe resultar extraño o inesperado para nadie, pues son gente que conoce de años atrás; son gente que ha trabajado para él y que lo han ayudado a extender su imperio empresarial. y eso de ninguna manera es prueba de que él sea siervo de los Goldman Sachs y los Rothschild. Como vuelvo a repetir:, no se puede juzgar a una persona por una sola acción suya.

Trump al ser un importante empresario es lógico que tenga alguna relación de trabajo con Goldman Sachs, los Rothschild y demás bancos e instituciones financieras de Wall Street, pues no podría ser de otra forma, por que es por ahí por donde pasan casi todas las operaciones financieras realizadas en los Estados Unidos y de una importante parte del mundo.

Pero como prueba de que no es parte del sistema, está el mismo hecho de que aún lo dirigentes del partido que lo nomino a la presidencia de los EEUU hayan votado en su contra y que hayan hecho proselitismo en favor de Hillary Clinton; asegurando que votar por Trump era un suicidio. Inclusive, cuando se confirmó la tendencia en las votaciones que favorecían a Trump, rápidamente Obama se apresuró a declarar que no todo estaba perdido y que el sol saldría para todos a pesar del triunfo de Trump; algo parecido declaró Hillary. Muchos dirán que eso era parte del plan, pero decirlo es sólo ser un oportunista y no reconocer que se equivocaron rotundamente.

Otra prueba contundente a favor de Trump es que él está en contra de los privilegios de las élites, ó al menos del de algunas de ellas, es por eso que su primera acción como presidente será derogar el tratado globalista TTP.

Eso es lo que todos esos "conspiracionistas" pidieron a rabiar antes de que llegará Trump a hacerlo realidad, pero ahora no lo ven así; se olvidan que en su momento escribieron ríos de tinta e hicieron infinidad de vídeos en contra del TTP y el TTIP, pero como Trump lo vino a cumplir ya no hablan de ello, inclusive llegarán a decir que en realidad era algo bueno, pues así como cambiaron su discurso en torno a Donald Trump despues de que ganara las elecciones presidenciales, así lo harán con el TTP y el TTIP y todo lo demás que haga Trump. Yo me pregunto, ¿quienes son los vendidos?, ¿quien trabaja para quien?.

Esos mismos "conspiracionistas" que hoy se desgarran las vestiduras por el triunfo de Trump y por el gabinete que está formando, ahora a los que opinan diferente a ellos les llaman tontos, estúpidos que no se dan cuenta del "engaño" cuando los primeros engañados fueron ellos.

Yo no cambio mi discurso para adaptarme a las circunstancias y así mantener mis "fans"; si dije desde el principio que Donald Trump ganaría, lo mantengo, no como ahora muchos dicen que Trump no llegará a la presidencia, que no dúdo que se intente detenerlo, pero no lo lograrán porque los que están hasta arriba de la pirámide lo han designado a él para ser el presidente de los EEUU.

Y para mi no es ningún misterio el sionismo de Donald Trump; desde el primer momento lo dije, que él era sionista y que estaría al lado de Israel, pero eso no impide que él sea un buen presidente, o que lo pueda llegar a ser, en todo caso sería sólo un problema para determinados países como Irán y Siria por su persistente discurso anti-judío.

Resumiendo:, No debemos juzgar a una persona por una sola decisión tomada, hay que ver a esa persona en su conjunto, y aunque Trump sea judío y sionista, eso no es sinónimo de maldad, hay que darle el beneficio de la duda.

Solo quiero aclarar:, yo no hago proselitismo a favor de Donald Trump, ni aseguro que sea bueno o sea malo, solo digo que hay que esperar a que comience a gobernar para poder juzgarlo con bases solidas; lo único que si puedo decir con respecto a su ascenso al poder, es que es bueno que haya alguien que no sea parte del sistema, alguien que no sea servil en extremo a los deseos de la élite.

El sionismo es un movimiento político judío que defiende el establecimiento de un estado independiente judío en Palestina, pero no es por ello "per se" un movimiento deleznable; es una aspiración legitima de cualquier pueblo sin territorio propio. El que la mayoría de sus lideres políticos lo sean, no quiere decir que todos los sionistas lo sean también.


domingo, 13 de noviembre de 2016

Donald Trump promoverá la construcción del tercer templo de Jerusalén y la llegada del Mesías judio

Una vez Trump ha resultado electo nuevo presidente de los EEUU, una infinidad de "analistas" han salido con teorías conspirativas que se adaptan a la situación actual.

Antes decían que la elegida por el establishment, por los Illuminatis, por la élite, era precisamente la hoy perdedora, Hillary Clinton, pero una vez esta individua ha perdido le componen diciendo que en realidad todo era una estrategia de las élites para imponer finalmente a Donald Trump.

Y es que no se vale ir diciendo cosas por ahí sin ton ni son, solamente con el único objetivo de ganar audiencia pero sin tener una base sólida para decirlo, o sin tener una convicción de lo que se dice, como es en el presente caso, pues si se trata de ir adaptando los acontecimientos a mis deseos personales, pues terminaremos diciendo cualquier cosa sin realmente crearse un criterio definido para nosotros ni para los que nos leen.

Muchos ahora aseguran que Donald Trump es parte del sistema, del establishment, porque según ellos está armando un gabinete de gobierno elitista donde incluye a algunas figuras de Wall Street, específicamente a Steven Mnuchin, el exdirector ejecutivo de Goldman Sachs, y Wilbur Ross, el magnate e inversor en activos problemáticos, entre otras controvertidas personas como el antiguo alcalde de Nueva York, Rudy Giuliani, por lo tanto eso seria prueba, según ellos, de que Trump es parte del sistema.



Este Rudy Guliani es un firme defensor de la versión oficial en cuanto al atentado terrorista a las Torres gemelas, pero es que no puede ser de otra manera, pues si admitiera que aquello fue un atentado de falsa bandera automáticamente estaría aceptando su culpa e implicación en los hechos con lo que iría a prisión; aunque claro, no estoy diciendo que sea inocente, simplemente estoy diciendo que no lo puede admitir públicamente.

Esos dos posibles nombramientos en la futura administración del presidente Trump son los que toman de pretexto los conspiracionistas para asegurar que él es parte del sistema. Pero esos mismos conspiracionistas anteriormente decían que la elegida por los globalistas (la élite en el poder mundial) era Hillary Clinton.

Otro motivo para estos conspiracionistas para decir que en realidad era Donald Trump el elegido por las élites, es que el presidente israelí, Benjamín Netanyahu, se ha complacido con la victoria del candidato republicano asegurando que la idea de un estado palestino está muerta con su arribo a la Casa Blanca. Pero lo curioso es que estos mismos analistas que hoy dicen estas cosas, en su momento ignoraron esto y no lo tomaron en cuenta en sus “predicciones” y análisis; afirmando con total seguridad que era Hillary Clinton la que ganaría las elecciones presidenciales, pues según ellos era la candidata de los “illuminatis". osea, del gobierno en la sombra.




Yo desde el mismo momento en que se anunció la candidatura de Donald Trump dije que este era el elegido por el lobby sionista, y que por lo tanto, era el señalado como el seguro ganador en la contienda electoral por la presidencia de los EEUU. Eso lo afirmé cuando nadie daba un peso por el candidato demócrata.

Y lo asegure así porque Donald Trump antes de postularse a la candidatura había ido a hablar con los sionistas de la AIPAC, y demás lobbys sionistas estadounidenses, para obtener su apoyo, apoyo que finalmente le concedieron.

También Trump obtuvo ese apoyo de los sionistas pues él es un judío converso; convertido al judaísmo después que su hija lo haya hecho, pues ella se había casado anteriormente con un judío convirtiéndose al judaísmo como consecuencia de ese matrimonio, para después hacerlo también su padre.

Y es por este judaísmo de la familia Trump que el ahora presidente electo había prometido al estado de Israel trasladar la embajada estadounidense de Tel Avid a Jerusalén, reconociendo de esa manera a Jerusalén como capital del estado judío.

En uno de los actos de campaña de Donald Trump, en Israel, este había declarado que Jerusalén es la capital histórica e inobjetable de los judíos y que de llegar a la presidencia la reconocería como tal, contraviniendo a Barak Obama y a la UNESCO; CLARO QUE LA RESOLUCIÓN DE LA UNESCO fue posible gracias al apoyo estadounidense, específicamente de Barak Obama.

También Obama promovía una solución de dos estados en Palestina, uno árabe y uno israelí. Pero está fórmula para lograr la paz seguramente será rechazada por Donald Trump, o al menos no será promovida por su administración como si hacía de manera ferviente Obama; y es que no olvidemos que Obama es un musulmán encubierto, por eso su animadversión hacia Israel.

Por eso es que una vez resultó Trump electo presidente de los EEUU, rápidamente Benjamín NETANYAHUEXPRESÓ SU FELICIDAD POR ELLO, ASEGURANDO INMEDIATAMENTE QUE LA IDEA DE UN ESTADO PALESTINO ESTABA MUERTA.

Recordemos que una de las promesas de campaña de Trump era no inmiscuirse en asuntos políticos internos de otras naciones, incluyendo por supuesto el conflicto árabe israelí; en ése momento aseguró que sería neutral y que no intervendría en favor de Israel ni de los árabes. Aunque muy probablemente si lo hará en favor de Israel, pues ya había declarado que:, "Juntos (él y los judíos) vamos a hacer frente a los enemigos, como a Irán, empeñado en destruir a Israel y su pueblo, juntos haremos que Estados Unidos e Israel vuelvan a ser seguros". Por eso es que Trump era el elegido de los sionistas, y es por eso que finalmente ganó.


Pero además, si quiere gobernar de una manera más o menos cómoda, es indispensable tener buenas relaciones con los sionistas, con los judíos, porque los judíos tienen un enorme poder e influencia dentro de los EEUU, y en el mundo entero en general. Es por eso que necesitaba ganarse su anuencia a gobernar, porque de lo contrario le sería muy difícil o hasta imposible hacerlo, pudiéndose dar un atentado contra su vida. Es por eso que ha tenido consideraciones a hacia Israel y hacia los judíos, además de sus simpatías personales hacia el pueblo judío por lo ya expuesto.

Con respecto a Steven Mnuchin y Rudy Giuliani, nada hay de extraño en sus posibles nombramientos, pues no olvidemos que Donald Trump es un importante empresario y un magnate de la industria de la construcción en Estados Unidos, así que no es nada extraña su relación personal con estos individuos, y con otros, y su simpatía hacia ellos, por lo tanto, el que les pueda otorgar un puesto en su administración no sería conspirativo ni mucho menos, es simplemente rodearse de su círculo cercano de amigos que él considera apropiados para integrar su administración. No es que se los hayan impuesto; si consiguen estar ahí será por su amistad personal con el magnate. Otra cosa es nuestra opinión personal, que en mi caso comparto con los que NO están de acuerdo con estos posibles nombramientos para integrar el equipo de gobierno de Donald Trump.

Creo que sería un grave error de Trump colocar a estos sujetos en su gobierno, pues son ratas de dos patas salidas del establishment; podrían ser el caballo de Troya de las élites en su administración. O tal vez son imposiciones del sistema para dejarlo gobernar, pero en ese caso no sería una decisión suya.

Y es que un solo hombre no puede contra todo un sistema endémico y corrupto, que por otro lado, también hay casos de corrupción del mismo Trump, pero esa es otra historia. Esto resultó muy claro en el caso de Jonh F. Kennedy; él quiso cambiar el sistema, pero el sistema lo eliminó a él.

En todo caso es una guerra entre el pueblo y la élite, púes así como le brindaron su apoyo a Donald Trump, así deben continuar el apoyo al mismo y deben continuar la lucha contra el sistema con la ayuda de Trump.

Una prueba de que Trump no es parte del sistema, como ahora muchos dicen, es que él fue el candidato de Vladimir Putin, al que apoyó con todo tipo de recursos, tanto materiales como mediáticos, pues sin el apoyo de Putin Trump no hubiera alcanzado la presidencia de los EEUU. Y PARA NADIE ES UN SECRETO QUE Vladimir Putin es un anti sistema; él está en contra de las élites, por eso es que ha prohibido las ONG occidentales en Rusia, en especial las fundaciones de George Soros, y ha prohibido la entrada a Rusia del mismo George Soros y de los Rothschild.

Otra cosa es la posible simpatía que pueda sentir Putin hacia el pueblo judío, pues esas son cosas personales de él. Pero aún así les diré por qué Putin conserva un agradecimiento hacia los judíos:, porque siendo niño una familia judía le apoyó cuidándolo y dándole de comer mientras sus padres no estaban con él.


Pero de lo que no hay duda es que Trump traerá un cambio en la política internacional de los Estados Unidos, en especial en lo que se refiere a su relación con Rusia e Israel. Promoverá los intereses del estado sionista, como la posible construcción del tercer templo de Jerusalén, con lo que estaría cumpliendo las profecías rabínicas con respecto a la época judía mesiánica. Y eso, sin duda, para los cristianos representará los tiempos finales, los tiempos del cumplimiento del apocalipsis.

Así es, rabinos israelíes ya se han acercado a Donald Trump y a Vladimir Putin para que coadyuven en la construcción del templo judío, apoyándose en las promesas de campaña del magnate estadounidense y en los sentimientos de gratitud que alberga Vladimir Putin hacia los judíos.

Sin duda, de llegarse a concretar la construcción del tercer templo de Jerusalén, eso incendiaría a todo medio oriente, pues para tal cosa se haría necesaria la destrucción de La mezquita de Al-Aqsa o de la Roca. Aunque también podría construirse el templo judío al lado de la mezquita en concordancia con la profecía del apocalipsis:

Pero el patio que está fuera del templo déjalo aparte, y no lo midas, porque ha sido entregado a los gentiles; y ellos hollarán la ciudad santa cuarenta y dos meses. Apocalipsis 11:2.

Por eso creo que la presidencia de Donald Trump marcará un parteaguas en la historia humana; ya el tiempo lo dirá.


viernes, 11 de noviembre de 2016

La oscura conexión entre la inteligencia artificial y el colapso económico

Bancos centrales, autos autónomos y desempleo: la obscura conexión

Estoy seguro que ha escuchado que las autoridades financieras y monetarias de todo el mundo están tratando de estimular sus economías, porque no han podido recuperarse de forma consistente desde la Gran Recesión de 2009.

Básicamente lo que hacen es aumentar el gasto del gobierno, deprimir las tasas de interés e inyectar liquidez a la economía –o sea, monetizan deuda-, bajo la creencia de que al haber más dinero y crédito circulando la gente va a comprar, los negocios a vender más y así se generará un círculo virtuoso de crecimiento e inflación.

Esto último lo desean con avidez explícita porque es una forma de aligerar la carga de la deuda, que se sigue acumulando exponencialmente a escala global. Este solo hecho –el proponerse mermar el poder adquisitivo del dinero- debería ser suficiente para generar la indignación generalizada.

Pero el “estímulo” no sirve y su supuesta recuperación es sólo un espejismo. Vivir de prestado tiene su límite, y éste, llega en el momento en el que aquellos que prestan deciden que es suficiente, que no vale la pena ni el riesgo seguir dando recursos a quien no puede pagar. Es imposible que la deuda crezca al infinito.

La situación actual es tan extrema que los rendimientos de los bonos ya ni siquiera son bajísimos o nulos, sino que ahora, hay incluso tasas negativas como en Europa y Japón. Dicho de otro modo, los deudores cobran por recibir dinero prestado. Un absurdo.

Tarde o temprano esta borrachera de crédito, deuda e impresión monetaria terminará, y el castillo de naipes que se ha construido se vendrá abajo. Otra gran recesión está garantizada.

¿Qué consecuencias traen entonces estas irresponsables políticas de los banqueros centrales?

Todo lo contrario a lo que nos venden: predisponen más desempleo, más crisis y deflación. ¿Por qué? Porque al haber de forma artificial más crédito y deuda –y además colocándose a las tasas más bajas de la historia-, se estimula el apalancamiento y el desarrollo de tecnologías más eficientes que requieren menos trabajadores.

Los vehículos autónomos –a los que nos hemos referido con insistencia en este espacio-, son un botón de muestra.

Estos nuevos autos y camiones robot serán armados también cada día con más tecnología automatizada de la que ya de por sí existe, que requiere menos y menos trabajo humano.

Ese es tan solo un ejemplo de lo que se reproduce en otras industrias: enormes distorsiones económicas producto de la depresión artificial de las tasas de interés, que deberían ser determinadas por la oferta y demanda de ahorro y no por política activa de los bancos centrales.

Aunque quisieran, no es igual deuda que ahorro, ni expansión de deuda que acumulación de capital. Por eso las burbujas siempre explotan. La que se vive en el mercado de bonos, no será la excepción.

Como le digo, esta estructura descendente de tipos de interés induce a las empresas a pedir prestado para mecanizarse y eliminar mano de obra.

O sea, los banqueros centrales y sus políticas monetarias –no la tecnología ni la automatización, hacia los que sí debemos avanzar con bases sólidas de acumulación de ahorro y capital-, son enemigos de los trabajadores manuales y de los ahorradores. Esto a quien perjudica es a los más desfavorecidos –la mayoría-, que necesita de empleos para vivir.

Lo peor es que ese desempleo luego es atribuido al sistema capitalista de “libre mercado”, lo que sirve de pretexto perfecto para expandir los controles del Estado sobre los ciudadanos.

En realidad, el intervencionismo de gobiernos y bancos centrales ES el problema económico, por lo que no puede contribuir a solucionar ninguno, como prometen los populistas de izquierda y derecha. Se trata de un engaño para hacerse del poder y nada más.

El círculo vicioso de desempleo, pobreza y autoritarismo que crea esa intervención es un motivo más que suficiente para repudiarlo.

La economía se rige bajo sus propias inmutables leyes y no obedece los caprichos de los políticos en el poder. Mientras no logremos sacudirnos su obsesión por controlarlo todo, seguiremos en esta carrera hacia el fondo.



El portaaviones ruso Almirante Kuznetsov comienza operaciones en Siria y los terroristas se orinan de miedo

Los aviones del grupo aéreo del portaviones ruso Almirante Kuznetsov ya patrullan los cielos de Siria, lo que, según el Pentágono, advierte de una "posibilidad de ofensiva inminente". El peligro también lo sienten los terroristas.

La presencia de la agrupación rusa fue notada tanto por Washington como por los extremistas atrincherados en Alepo.

"Capacidad limitada" de EEUU

Los cazas rusos desplegados en el Almirante Kuznetsov ya realizan vuelos sobre Siria portando municiones, afirmóuna fuente militar al medio del Instituto Militar-Naval de EEUU, USNI News.



Todavía no se han realizado ataques aéreos, precisó el interlocutor del ente, pero "hay indicaciones de que los Su-33 y MiG-29K se preparan para participar en una ofensiva próximamente".

Desde el punto de vista práctico, opina USNI News, "los buques de guerra rusos no aportan mucho" en las operaciones en Siria debido a la existencia de la base aérea de Hmeymim y la base naval en Tartus, pero sí que "podrían limitar drásticamente las capacidades de la Armada y la Fuerza Aérea de EEUU en el este del Mediterráneo".

Pánico de los yihadistas

En el marco de la llegada del grupo del Almirante Kuznetsov a las costas sirias y los rumores de un inminente ataque 'definitvo' contra los terroristas de Alepo, varios grupos armados antigubernamentales han ofrecido negociar las condiciones de tregua.

"Vinculamos las iniciativas pacíficas provenientes de ciertas unidades de los terroristas con la llegada del portaviones ruso. En general, se puede constatar una fuerte desmoralización en las filas de los terroristas", comentó una fuente en los servicios de seguridad sirios al diario ruso Izvestia.



En particular, dos grupos radicales basados en Alepo — Frente Ansar Al Din y Frente de Levante- publicaron en sus páginas web un llamamiento para volver al tema de tregua en la urbe:

"Estamos dispuestos a negociar el alto al fuego si se ofrecen las garantías por parte de las autoridades rusas, la ONU y los representantes de los gobiernos de Arabia Saudí y Turquía", reza el comunicado conjunto de los dos grupos.

Sin embargo, el este de Alepo está controlado mayormente por el Frente Fatah al Sham —anteriormente conocido como Frente al Nusra, proscrito en Rusia y otros países—, que rechazó reiteradamente negociar la tregua o abandonar la ciudad.



En este sentido, aunque ciertos grupos armados pactan una tregua con las fuerzas gubernamentales, el núcleo de los radicales permanecería en la ciudad, según Izvestia.

Anteriormente, una fuente militar rusa aludió a la posibilidad de un ataqueconjunto de aviones y misiles de crucero contra las unidades de los terroristas que buscan romper el asedio del este de Alepo, así como para destrozar las líneas de abastecimiento de los radicales.

Al mismo tiempo, la fuente, citada por el diario ruso Gazeta, descartó ataques directos contra la zona urbana de la ciudad para evitar víctimas civiles y destrucción de las infraestructuras.

FUENTE: https://mundo.sputniknews.com/orientemedio/201611111064769686-buque-rusia-sirio-lucha-antiterrorista/

jueves, 10 de noviembre de 2016

Las circunstancias que llevaron a Donald Trump a alcanzar la presidencia de los EEUU y su similitud con la carrera política de Jonh F. Kennedy

¿Que llevó a Donald Trump a alcanzar la presidencia de los EEUU?


Por supuesto NO fue su gran “carisma” ni su gran equipo de campaña, no, lo que lo llevo al triunfo electoral fueron  las verdades que dijo a puños. Y lo que hundió a su oponente fueron las declaraciones belicosas que ella expresó.

Así es, ante la coyuntura actual de nueva guerra fría con tendencia a convertirse en caliente, es que los electores norteamericanos consideraron las dos posturas opuestas de sus candidatos.

Por un lado, era bastante clara la afición de Hillary Clinton a promover  guerras y derrocamientos de gobiernos extranjeros en beneficio de una pequeña élite homicida y depredadora que gobierna actualmente en la sombra a los EEUU;  Y por el otro lado teníamos a un candidato outsider (fuera del sistema, del establishment), que claramente se oponía a esa política intervencionista de la actual (y anteriores) administración estadounidense.

Clinton aseguraba que de llegar a la presidencia continuaría con la misma línea geopolítica de Barak Obama, y que no solo eso, si no que la endurecería  aún más, en especial contra Rusia y sus aliados.  También afirmaba que quitaría a Bashard Al Assad de la presidencia siria pese a ser un gobierno surgido de una contienda electoral democrática, democrática como la democracia que presuntamente defiende y promueve el gobierno yanqui.   Claro, solo es “democrático” un gobierno extranjero si es servil a los intereses estadounidenses, si no, es una dictadura.  Ese es el tipo de “democracia” que exporta Estados Unidos al resto del mundo.

Trump había declarado que de alcanzar la presidencia terminaría con el intervencionismo estadounidense, que impediría que el gobierno yanqui se entrometiera en asuntos políticos internos de otras naciones y que dejarían de tirar e imponer regímenes alrededor del planeta.

También Trump aseguraba que el fundador del Estado Islámico era precisamente BARAK Obama y que la cofundadora era Hillary Clinton, y que por lo tanto ambos eran criminales.

Todas esas declaraciones de ambos son las que llevaron a Donald Trump a la presidencia de los EEUU, ES DECIR, EL VOTO POR Trum fue un voto por la paz y por el crecimiento económico, pues el candidato republicano habría prometido implementar políticas económicas y fiscales que impidan la emigración de las empresas estadounidenses a otras naciones, como China y México.  Entre esas políticas estaría obligar a las empresas a indemnizar al país en caso de irse al extranjero o trasladar sus fábricas fuera del país; pero al mismo tiempo otorgaría estímulos fiscales a las que permanezcan en Estados Unidos, así como a las que regresen al mismo.

No es como muchos dicen; que presuntamente todo sería un plan de la élite para imponer a Donald Trump como presidente.   En realidad él triunfó gracias a méritos propios y al hartazgo que siente la gente por  la clase política; pues se dan perfecta cuenta que los políticos no quieren el bienestar de la población si no que buscan su propio beneficio, aunque eso signifique la guerra atómica con Rusia y China.

No olvidemos que Trump no es un político, él es un outsider, por eso no tenía pelos en la lengua para decir lo que dijo, pues No tenia compromiso político con nadie, así que podía expresar lo que realmente pensaba y sentía sin temor a quedar mal con alguien, con su mecenas;  como es el caso de todos los políticos, pues ellos dicen lo que sus mecenas, sus patrones, les ordenan pronunciar, como es el caso de Hillary Clinton, pues ella solo seguía el guion que George Soros había escrito para ella.   Todos los políticos son unas marionetas de la élite bancaria e industrial, pero Trump NO, al menos no hasta ahorita.

Esas cosas son las que la gente considero antes de emitir su voto, y es por eso que Trump ganó.

Pero es un triunfo que en gran medida se lo debe a Vladimir Putin, pues fue Putin el que organizó toda la campaña mediática en contra de Hillary Clinton y de la élite que esta detrás de ella.  Así es, él fue el que ordenó atacar los servidores del partido demócrata y de las diferentes dependencias del gobierno, así como las cuentas privadas de correo electrónico de la misma Hillary Clinton y de su equipo de campaña;  y es a través de ese espionaje que todos nos pudimos enterar de su cochinero que traían, cochinero que les llegó hasta el cuello y les sobrepasó.

Si no hubiera sido por Vladimir Putin y por Julián Assange, nunca nos hubiéramos enterado de todas las triquiñuelas que se traían estos hipócritas para engañar a la opinión pública y hacernos creer que ellos eran unas inocentes palomitas que luchaban contra el mal, cuando el mal surge de ellos mismos;  ellos son la encarnación del mismo satán.

Hace tiempo escribí un artículo donde explicaba el ascenso al poder de Vladimir Putin y de como él era el artífice del resurgir de Rusia como potencia global.  Pero en el mismo también platicaba como Vladimir Putin era asimismo el artífice del resurgir del cristianismo en Rusia y como él se erigía como el espadachín y defensor de los valores cristianos en contraposición del humanismo y ateísmo de la élite occidental luciferina.  Y esa visión del mundo se hace cada vez más evidente, pues el mismo Putin está sustituyendo los símbolos comunistas por los símbolos cristianos en toda Rusia.  Eso se hizo patente cuando Vladimir prohibió la promoción del homosexualismo en su país.

Si existe alguien que proteja a los cristianos y la libertad religiosa en el mundo, ese es Putin; muy contrariamente a lo que nos quieren hacer creer los medios de comunicación occidentales que pintan a Putin como la encarnación del mismo demonio, como la reencarnación de Hitler.

Yo espero que este despertar político de las masas no sea una llamarada de petate y después se les olvide, dejando el camino libre al establishment para imponer su visión del  mundo;  una visión globalista, luciferina y totalitaria, además de comunista.

Este despertar político de las masas viene manifestándose  desde el intento de revolución social que se originó en Grecia con Syriza, movimiento que fue traicionado por sus líderes; estos “líderes” eran patrocinados por las fundaciones del globalista y elitista George Soros.

Después se hizo sentir de manera muy fuerte durante el Brexit.  Cuando la votación por el Brexit también los resultados desconcertaron a los políticos y a los medios de comunicación, pues todos esperaban un rotundo NO a la salida del Reino Unido de la Unión europea, pero resultó en lo contrario. 

Ahora, en las elecciones presidenciales de los EEUU pasó exactamente lo mismo, pero exacerbado; nadie en los medios esperaba la derrota de Hillary Clinton, pues todos ellos apoyaban de manera totalmente descarada a la candidata del establishment; aquello fue un balde de agua fría en sus cabezas, pues están comprobando que el despertar de las masas ha comenzado.

Anteriormente el ideólogo de las elites, Zbigniew Brzezinski, había manifestado un temor creciente en el establishment por el despertar político de la gente, despertar que les impediría implementar sus planes globalistas y homicidas; Homicidas pues uno de sus objetivos es la reducción drástica de la población mundial, ya sea través de la guerra o de las enfermedades inoculadas artificialmente por medio de los Chemtrail o las vacunas, o por otros medios, como los mismos alimentos.

Este sujeto ya hablaba entonces de una guerra abierta y total entre la élite y el pueblo, y parece que esa guerra ha comenzado.

En la medida que Trump cumpla sus promesas de campaña, en esa medida su vida estará en peligro.

Algo que genera cierta inquietud son las  similitudes entre lo que fue la vida política de Jonh F. Kennedy  y Donald Trump; Ambos pronunciaron sendos discursos anti establishment, anti illuminatis dirían algunos, muy semejantes. 

Pero también desde la presidencia de Kennedy no ha habido un presidente que tenga hijos varones viviendo con él en la Casa Blanca, como es el caso de Donald Trump.

Solo ha habido otros dos casos en la Historia de la Casa Blanca:

Tad Lincoln contaba con 7 años de edad cuando su padre, Abraham Lincoln, se convirtió en presidente durante la Guerra Civil.

El siguiente fue Quentin Roosevelt, 1901-1909, cuando su padre, Theodore Roosevelt, se desempeñó como presidente.

Barrón Trump, el hijo de Doanald Trump,  será el siguiente en unirse a esta muy breve lista de los niños que han vivido como primeros hijos de los Estados Unidos, mientras que sus padres sirvieron como presidentes.

Similitudes extrañas y un poco preocupantes, pero habrá que esperar a  ver si no corre el  mismo destino Trump que sus antecesores Jonh F. Kennedy y Abraham Lincoln.